Giroscopio te propone 10 razones por las cuales Uber debería volverse el principal sistema de transporte público

23 junio 2016

Por Gabriel Celemin

 

1. Alivio para la infraestructura urbana

Las vías de acceso y circulación en las grandes ciudades del mundo están colapsadas (o en proceso de estarlo) debido a la enorme cantidad de autos particulares que se suman al parque automotor cada año.
Para atender a estos vehículos hacen falta además millones de metros cuadrados para espacios de estacionamiento (existen más de 19 millones de espacios para estacionar en el condado de Los Ángeles [1]) que en los centros urbanos resultan insuficientes durante las horas de trabajo y luego permanecen vacíos durante la noche y el fin de semana.

 

2. Reducción de la contaminación

El tránsito es responsable de una parte importante de la contaminación en las ciudades. Los motores de combustión interna de los vehículos emiten varios tipos de gases que contaminan el medio ambiente, por ejemplo: óxidos nitrosos (NOx), monóxido de carbono (CO), dióxido de carbono, compuestos orgánicos volátiles y también macropartículas [2].

La contaminación vehicular del aire produce efectos nocivos para la salud humana. Los estudios epidemiológicos que comparan las áreas urbanas (elevado nivel de contaminación) y las áreas rurales (bajo nivel de contaminación) demuestran que el aumento de los casos de enfermedades respiratorias está relacionado con la contaminación del aire [3].

El tráfico vehicular es también un importante generador de polución sonora.

 

3. Ahorro de energía

El gasoil, las gasolinas y el gas natural utilizados para movilizar autos particulares que transportan sólo una o dos personas al trabajo podría utilizarse para otros fines, por ejemplo, para la generación de electricidad o para la red de gas [4].

Se estima que el consumo mundial de energía por parte de los vehículos livianos es de unos 500 mil millones de galones al año [1].

 

4. Mejorar el servicio de transporte público (lugares lejanos, horarios nocturnos)

El servicio “a demanda” operado por propietarios independientes (pero regulados por una autoridad estatal) extendería la oferta de transporte público a lugares más alejados de los centros urbanos y a horarios nocturnos cuando las redes tradicionales de trenes, subtes y buses no operan o lo hacen con una oferta reducida.

 

5. Generación de puestos de trabajo y una nueva fuente de ingresos fiscales

La incorporación de los choferes de un servicio como Uber al sistema de Monotributo tendría el doble beneficio de generar nuevos puestos de trabajo para las personas y una nueva fuente de ingresos para el fisco.

 

6. Reducción de accidentes

Entre las principales razones que mencionan las personas que eligen Uber se encuentran la seguridad y el haber tomado demasiado alcohol para conducir [1].
Si a esto le sumamos el creciente número de accidentes que ocurren por el uso de teléfonos celulares al manejar, el potencial para la reducción de muertes por accidentes de tránsito puede ser enorme.
A pesar de estar prohibido en la mayoría de los estados, más de la mitad de los accidentes de tránsito en Estados Unidos involucran el uso del teléfono celular [5].

 

7. Reducción de costos (poseer vs usar)

A pesar de que los automóviles se utilizan sólo el 4% del tiempo, en EE.UU. el promedio es de 2,2 autos por cada hogar, y un 20% de hogares poseen 3 o más autos [1].

Para una persona, el costo de ser propietario de un auto es mucho mayor que el costo de utilizarlo como un servicio. Los gastos fijos incluyen: impuestos (patentes), mantenimiento (revisiones periódicas, repuestos), financiación (crédito), combustible, seguro y la depreciación en el valor del auto (pierde el 50% en los primeros 3 años [6]). A estos costos se suman además peajes y estacionamiento.

 

8. Mayor seguridad

Los riesgos de robo, secuestros y otros factores de inseguridad que acompañan a quienes son propietarios de un automóvil (en especial uno de alta gama) se reducen de manera sustancial.

 

9. Cambio en las costumbres de los jóvenes

Los “millenials” ya no valoran la libertad y el orgullo de conducir su propio auto como las generaciones anteriores, que no dejaban pasar un solo día después de su 18º cumpleaños para obtener su licencia de conducir [7].

En EE.UU. el porcentaje de personas (16 a 44 años) con licencias se ha reducido al 77% vs. 92% en 1982. Además, los jóvenes son más proclives a compartir un viaje y no están dispuestos a sufrir los dolores de cabeza de ser propietarios [1].

 

10. Aprovechamiento del tiempo de viaje al trabajo

En EE.UU. las personas emplean un promedio de 4,3 horas a la semana semana en ir y volver de su trabajo, lo que equivale al 13% de su jornada laboral [1].

Este tiempo podría ser utilizado de manera más placentera o productiva. De acuerdo a las estadísticas, las personas dedican al mes 21 horas a Facebook y a Spotify respectivamente, y 13 horas a Instagram y Snapchat [1].

 

Te gustó este artículo?

Contanos qué te pareció! o compartilo en Facebook, Twitter y por email desde los íconos de abajo.
Fuentes:

Giro54